CashKeeper CK900

Sistema seguro de gestión del efectivo

La solución definitiva
La gestión del efectivo siempre es delicada. Un problema recurrente en los puntos de venta es el cuadre de caja, tanto en los cambios de turno como al cierre del día. Puede haber pérdidas por cobros mal efectuados, billetes falsos, errores en el cambio, pequeños hurtos, robos en el punto de venta o en los traslados.
El dinero, tanto billetes como monedas, es portador de gérmenes y materiales que pueden producir alergias. Con nuestro sistema seguro de gestión del efectivo conseguimos resolver todos los problemas de una forma rápida y efectiva.

Equipo compacto y multidivisa que aporta seguridad e higiene. La caja que siempre cuadra. Cómodo y fácil de instalar. CK900E la solución multiplataforma y autosuficiente.

Equipo compacto
Con un solo equipo se gestionan tanto los billetes cómo las monedas.
Fácil de instalar.

Seguridad
Nadie ve ni toca el dinero.
No hay tentaciones.
El dinero nunca está a la vista ni al alcance de posibles ladrones ni de nuestros empleados.
Evita hurtos y robos.
Se cobran todas las transacciones.
No hay errores en el cambio.
Anclaje de seguridad al mostrador.

Higiene
El personal nunca toca el dinero.
Especialmente importante en carnicerías, pescaderías, pastelerías, panaderías y cualquier negocio de alimentación

Control
La caja siempre cuadra.
Control de autenticidad de billetes y monedas.
Información al momento del efectivo disponible.
Recaudación en cajetines cerrados y reemplazables, tanto billetes cómo monedas.
Se pueden cambiar los cajetines sin abrirlos.
No son necesarios los arqueos en los cambios de turno ni al finalizar la jornada.
Avisos de nivel bajo de cambio.
Control del efectivo de forma remota.

Comodidad
Se autoabastece de cambio.
Fácil de usar y de instalar.